Reciclaje: De cajón inservible a útil estante



A veces nos llenamos de objetos que terminamos desechando por no saber que hacer con ellos. Pero gracias a la idea de cuidar el medio ambiente, y hasta de ahorrar, podemos crear cosas geniales con muy poco.

Es el caso de este estante hecho de cajones de madera donde vienen las frutas y verduras. Reciclándolos podremos lograr algo diferente, económico y muy ecológico. Además de ello se pueden tratar como pequeños módulos que son muy versátiles y se adaptan a las necesidades de cada uno. Con ellos podemos formar distintas configuraciones y adaptarlos a espacios difíciles.

Para ello vas a necesitar:

-Cajones (tantos como quieras)
-Pegamento de dos componentes
-Protector de madera
-Pintura para madera
-Lija (de ser necesario)
-Piezas metálicas perforadas
-Clavos

1) Escoge los cajones que vas a usar*, tantos como para cubrir las dimensiones del espacio que destinaste a la biblioteca o estantería. Es *importante que te fijes que todos los cajones están bien, que están firmes, limpios y sin pegotines ni astillas o clavos salidos, en caso contrario remueve, lija, usa clavos y pega si es necesario.

2) Pinta con el protector para madera (puede ser incoloro o con color). Cubre con dos capas y espera a que seque bien. Si gustan pueden teñir o pintar ahora.

3) Coloca los cajones en la posición que más te gusta y como quedarán finalmente. Es recomendable usarlos con la parte mas larga de base, para que haya más estabilidad, luego utiliza el pegamento de dos componentes y pegalos como irán colocados y déjalos secar bien.

4) Utiliza las piezas de metal perforadas, dos por cada union a realizar (4 en lugar de 2 si la estanteria se expande tambien hacia los laterales) tambien pueden usar trocitos de lamina de madera fina y arandelas con sus respectivos tornillos.

5) Por último utiliza clavos donde creas que sea necesario para asegurar aún más la estructura.






FUENTE: Manualidades

Recuperar contraseña